miércoles, 7 de febrero de 2018

Juego de AZAR

Voy a dejarme fluir y que el azar me hable. Durante diez días tomaré un libro cualquiera y lo abriré donde se deje abrir. Lo que primero lea será lo que publique aquí. Los días pueden ser corridos o salteados, según salga. Al cabo de ese tiempo veremos qué trajo el oleaje.  Si hay un mensaje oculto, un hilo conductor. Cuál será el tiempo de corte si el tema cambia. Qué contexto es más favorable para qué tema. O nada de eso. Veremos.

Día 1

James Joyce - Ulises

Pág. 283

STEPHEN: (Stringendo) Ha escondido su propio nombre, un hermoso nombre, William, en los dramas, aquí un comparsa, allí un bufón, como un pintor de la antigua Italia escondiendo su cara en un rincón oscuro de su lienzo. Lo ha revelado en los sonetos donde hay Will de sobra. Como John O'Gaunt, su nombre le es caro, tan caro como el escudo que obtuvo a fuerza de adular, sobre banda de Sabel una lanza con punta argentada, honorificabilitudinitatibus, más caro que su gloria del mayor sacude-escenas del país. ¿Qué hay en un nombre? Eso es lo que nos preguntamos en la niñez cuando escribimos el nombre que nos dicen que es el nuestro. Una estrella, una estrella diurna, un meteoro surgió en su nacimiento. Brillaba de día en los cielos, solo, más claro que Venus de noche, y de noche brillaba sobre la Delta de Casiopea, la constelación recumbente que es la firma de su inicial entre las estrellas. Sus ojos lo observaron, bajo sobre el horizonte, al este de la Osa, al caminar por los soñolientos campos de verano a medianoche, volviendo de Shottery y de los brazos de ella.
Los dos satisfechos. Yo también.
No les digas que tenía nueve años cuando se extinguió.
Y de los brazos de ella.
Espera a ser cortejado y conquistado. Eso es, bobo. ¿Quién te va a cortejar?
Lee los cielos. Autontimerúmenos. Bous Stephanoúmenos. ¿Dónde está su configuración? Stephen, Stiven, de los que viven. S. D.: sua donna. Già: di lui. Gelindo disolver di non amar S. D.

2 comentarios:

Jorge Prinzo dijo...

Precioso juego.
Mejor no buscar mensajes, líneas, conexiones... me parece.
Y muchas gracias por reencontrar a Ulises. Hay oraciones inapresables y otras que son un cuento completo.
Gran idea la búsqueda azarosa (acá le decimos "al tuntún").
Hasta pronto.

Kari dijo...

Gracias Jorge. Siempre. Hasta pronto!