martes, 20 de enero de 2015

Bailar el tiempo


Que te mueva la brisa.
Que despiertes.
Que los sueños te aturdan.
Que el deseo te queme.
Que la luz te sorprenda con un haz en la mano.
Que te encante la risa de un pájaro perdido.
Que trastabilles de amor, quebrado entre las hojas.
Quebrado en dos, hacia el cielo, en la tierra.
Que te envuelva la magia.
Que se encienda el romance
Que la locura estalle una noche de luna.
Que no esté llena.
Que brille tanto.
Que te atrape en sus brazos la brutal desmesura.
Que ardas en el tiempo.
Que fluyas.



Fluir es a veces dejarse llevar por el encanto divino de la felicidad de un momento sublime. Fluir es a veces permitirse el goce del estado onírico, un estado magnífico de ensoñación.

2 comentarios:

Andrea D. Lecler dijo...

Qué lindo lo que escribís Kari!
Tu corazón late con más fuerza cada día y fluyen los más hermosos sentimientos.
Gracias por compartirlo.

Kari Basanta dijo...

Gracias Andy querida!! Qué feliz me hace que te guste!!
:))